Bolso de flores

Pero que mala soy, es decir en voz alta mis objetivos… y parar de cumplirlos. Aquí estoy de nuevo, despues de mes y medio, con la intención de compensar este tiempo sin escribir ( a ver si es verdad… jajaja)
Os acordais del monedero que os he enseñado en la entrada anterior?? Os dije que tenía claro para qué quería utilizar esa tela de flores de la que me enamoré a primera vista, y como es lógico, después del monedero con boquilla, había que hacer un bolso con boquilla. Ese era mi objetivo.

bolso 01

Quería un bolso pomposo, estilo bombonera. Que tuviese cuerpo. Lo hice en clase de patchwork, y le rompí bastante la cabeza a la profe para conseguir lo que quería. Aún así no pudo ser como yo quería exactamente, pero me gustó igualmente el resultado final.

Quería que en la parte central de la boquilla tuviese dos pliegues, pero la boquilla no me dió esa opción, demasiado estrecha para meter tanta tela, así que tocó coserla fruncida a la boquilla, y quedó igual de bonita.

bolso 02

En la base lleva entretela rígida para que el peso de las cosas no haga que se deforme el bolso.

bolso 03

Este es el interior del bolso. Sin bolsillos y sin nada. El bolso no es muy grande… aunque cogen muchísimas cosas, jajaja. Muy cómodo.

Como veis, la correa está hecha con la misma tela del bolso.

bolso 04

Este ha sido mi capricho, una tela de amor a primera vista convertida en bolso cuquísimo.

Monedero de flores

Este año me he llenado de propósitos. Es la primera vez que lo hago, a ver cuantos llegan a diciembre.

Uno de ellos es publicar mínimo una entrada cada 15 días. Que vienen siendo 2 en un mes. Esta es la segunda de Enero. Por ahora voy bien. A ver si consigo aumentar el ritmo. Me he puesto una meta pequeña, a ver si así lo consigo.

A lo que vamos. Hoy traigo un monedero con boquilla.

Lo que me ha pasado con la tela de este monedero ha sido un flechazo fulminante, como los que vienen ahora dentro de unos días, jeje. Vi la tela en la tienda y me encantó, pero la dejé a ver si se me pasaba. Pero llegué a casa y le di tropecientas vueltas a la tela, y al final cayó un trocito. Tenía claro que quería hacer con ella, pero para no pifiarla, primero tenía que probar antes.

Asi que hice mi primer monedero con boquilla.

monedero 01

Como siempre las fotos malísimas, corriendo y a toda prisa.

monedero 02

Y este es el interior:

monedero 03

Una tela fucsia lisa.

No me gusta la forma común de coser la boquilla, asi que lo he hecho en zigzag, quedando como unas “v”. A mi me gusta más así.

Pronto os enseñaré lo que he hecho con la pieza de tela.

Broche pajaritos

Siguiendo centrada en los pajaritos… os enseño el último broche que he hecho. Un broche con sus pajaritos y su jaula.

 broche 01

Y aquí mostrando el secretito que guarda, un corazoncito “made with love” detrás de la jaula.

broche 02

A mi me encanta, y a pesar de que el broche es muy grande para poner en una chaqueta, lo veo idoneo para decorar una cuna, un mueble, el cochecito del bebé o cualquier cosa.

La próxima semana os muestro por fin como empaqueté todas estas cositas de bebé que os he ido mostrando poco a poco.