Cuadro-Joyero

Llevo mucho tiempo buscando la manera de guardar mis “joyitas”. Quería que estuvieran bien a la vista, y verlas todas a la vez para no olvidarme de las pulseras y collares que tengo. Hasta ahora las tenía metidas en un cajón, pero a la hora de arreglarme… como no están a la vista, nunca me acuerdo de poner ninguna.

Así que al final he encontrado una solución. Me ha encantado como ha quedado.

Todo empezó en una visita a los chinos… Un cuadro con un marco, digamos… perfecto, unos colgadores, unos corchos, un bote de pintura en spray, unas letras de madera… Llegar a casa y ponerse manos a la obra.

Capa de pintura en spray para los colgadores y corchos, y capa de pintura negra para tapar la imagen del lienzo existente, y despues una capa de pintura blanca. Me ha encantado el resultado con solo una capa de blanco, asique así se ha quedado.

Luego pegar todos los colgadores, y una barrita para corbatas, y este es el resultado:

cuadro-joyero 01

Un cuadro para colgar un montón de pulseras y collares y unos cuantos anillos.
Los corchos de la línea de abajo son para colocar anillos.
Yo no soy de usar pendientes, por lo que no les he dejado sitio. Pero no descarto hacerles un hueco en breve.
Para colgar los collares, en principio he usado unos clips abiertos, pero creo que cuando encuentre unos ganchos mejores, los cambio.
Así lucen de bien las joyas.

cuadro-joyero 04

Y aquí unos detallitos de las palabras:

Dreams

cuadro-joyero 02

Y Love:

cuadro-joyero 03

Estoy más que encantada con el resultado. A mi me parece de revista, o propio de todos eses blogs que sigo que muestran casas de ensueño o tuneos de muebles también preciosos. De ahí la palabra dreams, porque para mi ha sido como un sueño.
Espero que os sirva de inspiración y que os animeis a hacer uno.

Anuncios

Caja de madera pintada

En este paso a paso os voy a mostrar como he pintado una simple caja de madera con estampado de vaca.

Caja de madera.

Tenemos la caja. Lo primero que hay que hacer es lijar. Lijar y lijar todas las superficies a pintar.

Despues de lijar… Primera capa de pintura del color de la base, en mi caso blanco… y seguimos lijando, y volvemos a pintar… y volvemos a lijar… y volvemos a pintar… Así hasta que consigamos que quede una superficie totalmente lisa y uniforme, en la que no se noten las vetas de la madera.

Aquí ya con un montón de capas de pintura y lijado. Y con la primera capa de pintura negra para hacer las manchas. Primero he pintado con un rotulador los contornos. Yo lo he hecho a mano, sin plantillas y a ojo.
En este paso se debería también lijar y pintar, pero yo he omitido el paso del lijado y solo le he dado dos capas de color negro, por eso se notan las pinceladas.

Finalmente le he dado una capa de barniz incoloro para que tenga más brillo y para proteger la pintura de color.

El interior lo he pintado de rojo. Y al final hice como con las manchas. Dos o tres capas de pintura sin más. Por eso se notan las vetas de la madera

Este es el resultado de la cajita.

La caja por atrás.

Por dentro.

La uso para guardar y tener un poco ordenados mis numerosos pintauñas.

Espero que os haya gustado y os sea de utilidad.